jueves, 1 de diciembre de 2011

Bizcocho genovés


Este bizcocho es muy básico, sólo lleva huevo, harina y azúcar… relativamente. Es ideal para hacer tartas porque es muy suave, esponjoso y ligero. Parece una esponjita muy liviana. 



Esta receta de bizcocho genovés es mía, las cantidades pueden variar un poco respecto a un bizcocho genovés normal y bueno, se supone que no debería llevar levadura, pero yo le pongo un poquito para ayudarle a subir.

Ingredientes:

-          2 huevos a temperatura ambiente (separamos claras y yemas).
-          60 gr. de harina.
-          50 gr. de azúcar.
-          Media cucharadita de levadura (sssh…).

Elaboración:

  1. Precalentar el horno arriba y abajo a 160º.

  1. Separamos las claras y las yemas. Le ponemos a las claras una cucharadita de los 50 gr. de azúcar y el resto a las yemas.

  1. Batimos con la batidora de varillas las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.

  1. Batimos con la batidora de varillas las claras con la cucharadita de azúcar hasta que se monten bien. Más o menos será cuando los picos de merengue que hagamos al sacar la batidora se queden firmes. También podemos hacer la prueba volcando el bol, las claras bien montadas no se moverán.

  1. Con una espátula de goma mezclamos las yemas y las claras teniendo mucho cuidado para no sacar el aire.

  1. Ahora le vamos espolvoreando la harina con el colador a modo de lluvia, en tres veces y mezclamos con la pala suavemente hasta que quede homogéneo.

  1. Vertimos la mezcla en el molde y alisamos la superficie. Yo forro el molde por abajo con papel de hornear, pero no por los bordes. Antes lo hacía pero descubrí que el bizcocho no subía uniforme… Después de varios desastres y tartas desniveladas una va aprendiendo. 

  1. Horneamos 20 minutos en función calor abajo ventilador, en la segunda altura empezando por abajo. Si lo ponemos con calor por arriba el bizcocho no subirá igual y quizás quede muy moreno. Si vuestro horno no tiene ventilador o no tiene calor sólo por abajo le podéis poner papel de aluminio por encima para que no se queme por arriba, y siempre en la segunda altura por abajo. 

Quizás para empezar a hacer bizcochos no es el ideal, porque hay que tener mucho cuidado al mezclar la harina para que no se baje la masa, tiene que quedar como una mousse.

Para darle sabor puedes ponerle una cucharadita de esencia de vainilla o de lo que tengas. Y si quieres hacerlo de chocolate, tienes que sustituir una parte de la harina por cacao en polvo, ahora, a mí no me ha salido. Al añadir el chocolate le tenía que dar demasiadas vueltas a la masa para que se mezclara bien y se me bajó bastante. 

Bueno, chicos, nos vemos en la cocina!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada